miércoles, 4 de enero de 2012

Gas Natural - Fenosa: La peor forma de implementar la facturación electrónica

Se supone que la factura electrónica debe de proporcionar comodidad, economizar gastos para el emisor y para  el receptor, evitar el uso de papel con el beneficio correspondiente al medio ambiente, ... y en el caso de Gas Natural - Fenosa también tiene como objetivo el de cabrear al cliente.

No es lógico que para llegar al PDF firmado de la factura se tenga que navegar por 4 ó 5 páginas y meter 3 ó 4 veces el usuario y contraseña (depende de la suerte que tengas, luego lo explico con detalle).

Lo más cómodo sería que el PDF venga adjunto en el correo de aviso de que hay una nueva factura electrónica, no me vale la excusa de seguridad ya que la factura en papel tampoco la mandan certificada con acuse de recibo.

Los pasos para descargar la factura electrónica de Gas Natural son estos:

Recibimos el correo informado de que existe una nueva factura:


Viene en el mail un enlace, se supone que sería pinchar ese enlace, meter usuario y contraseña y descargar el archivo, pero no, lo que hace ese enlace es llevarnos a esta página:


Metemos usuario y contraseña y al pulsar en entrar, ohh, nos lleva a la página de inicio de Gas Natural, entonces, ¿para que me ha valido haber metido usuario y contraseña?.



Bueno, vale, veo un enlace arriba a la derecha para ir a un área privada, pincho en él y... sorpresa!!!! otra vez usuario y contraseña:



Otra vez a meter usuario y contraseña y pulsar en Acceder, y ya el colmo de los colmos, ¿a donde nos llevará?, pues a otra página en donde meter el usuario y contraseña, pero esta vez para complicarlo un poco más hay dos sitios donde meterlo, a uno le llaman "Oficina Virtual" y al otro "Oficina Directa", vete a saber la diferencia entre uno y otro. Yo quiero la factura de forma "Directa", no más vueltas por favor!, por eso voy a la Oficina Directa, y ....... no puede ser!!!


Es una factura de electricidad de un contrato que tengo con Fenosa sin Gas, no es el de la factura de la que me vino el correo, vuelta para atrás y ahora en vez de la "Oficina Directa" voy a la "Oficina Virtual", y por fin, ahí está mi factura:



Hace unos meses lo cambiaron, antes sólo había que meter dos veces el usuario y contraseña y ya les mandé de aquella un correo electrónico quejándome, pero no me debí explicar bien, ya que ahora metieron un paso más.

Por suerte no todas las empresas que hacen facturación electrónica son así de desastre, destacar Aqualia que la manda adjunta en el correo electrónica (sin duda lo más cómodo) y R que se descarga de una forma bastante cómoda. En R además hay que felicitarles por la facilidad de usar el DNI electrónico para validarse en la zona privada.

2 comentarios:

Fernando García dijo...

Hay otros casos que claman al cielo. En Vodafone, por ejemplo, si quieres la factura legal sólo la tienes firmada en XML así que hay que descargar dos ficheros, el PDF para verlo y el XML porque es legalmente la factura y es el que hay que conservar. También es frecuente que la factura no esté disponible en la fecha en la que han hecho el cargo en la cuenta.

sailefm dijo...

Hace un par de años que no soy cliente de Vodafone, también tenía factura electrónica y era como comentas, en formato XML. Lo más cómico es cuando me cambié de compañía, me llega un mensaje de que ya tengo disponible la factura, voy a conectarme y resulta que ya no puedo ya que me dieron de baja, es decir, la última factura no pude verla. Supongo que eso sería denunciable, pero por no meterme en líos.....